viernes, 27 de noviembre de 2015

CULTURAL DE GUARNIZO temporada 1960-1961





Barcena - Sólorzano - Sánchez- Geniuco - Lezcano - Pio - Corrales
Bezanilla - Jomín - Pasiego (Lolo) - Felines - Isidro


El domingo 23 de abril de 1961, la Cultural de Guarnizo se enfrentó al Callealtera en los Campos del Sardinero, venciendo con todo merecimiento por tres tantos a uno.

Con este resultado, quedó Campeón de Primera Regional y ascendiendo a la Tercera División.

Había despertado este encuentro gran expectación, originando una buena entrada en los campos.

Los espectadores presenciaron un bonito e interesante encuentro, que pudo haber sido más aún si el Callealtera, hubiera realizado un juego de conjunto, máxime si se tiene en cuenta que hay en sus filas jugadores con auténtica clase.

En este aspecto, los callealteros fueron superados por el Guarnizo, ya que éste supo imprimirle a su juego una mayor vivacidad y rápidez, lo que unido a una mejor preparación física, les dio el triunfo.

Las cosas no se le pusieron bien a los de la Cultural, en los primeros minutos del partido, ya que el Callealtera empezó jugando bien y moviéndose en el terreno con soltura y rapidez en las jugadas, fruto de lo cual fue su primer tanto, a los tres minutos de juego, conseguido por mediación de Isidro al internarse en el área, aprovechando un pase en profundidad de Aja, para batir a Bárcena.

Poco a poco, el Callealtera fue diluyéndose para quedar a merced del Guarnizo, que, pese a la lesión de su medio Sánchez, que se retiró a los treinta minutos, no volviendo al terreno hasta la segunda parte.

Faltando un mínuto para terminar la primera parte, Pasiego remató a la media vuelta, consiguiendo igualar el resultado.

En la segunda mitad, la iniciativa continuó en poder del Guarnizo, que, a los diez minutos, consiguió su segundo tanto  por mediación de Isidro, a pase de Pasiego.

El tercero y último tanto de la tarde, lo consiguió Jomin al traducir un penalty, con que fue sancionado al Callealtera.

Por el Guarnizo, destacaron Pasiego, Lezcano e Isidro y por el Callealtera, Mingo, Pepe y Tarriga.

El partido fue arbitrado por el señor Nieto (P), correctamente.
Ayudado en las bandas por A. Herrero y Conde.

Formaron los equipos:

Guarnizo: Bárcena; Pio, Solórzano, Jomín; Lezcano, Sánchez; Bezanilla, Felines, Pasiego, Geniuco e Isidro.

Callealtera: Segunda; Alarico, Mingo, Chiqui; Raba, Pepe; Barril, Ramonín, Isidro, Aja y Tarriga.

De la alineación del Guarnizo, recuerdo a unos cuantos, por haber pertenecido también al Unión Club, Barcena (portero), Pio, Lezcano, Bezanilla, Felines, Pasiego y Geniuco.

Los hermanos Ruiz De la Gala (Felines y Geniuco) eran de Guarnizo, su padre trabajó en Campsa y muy amigos de mi familia.






viernes, 20 de noviembre de 2015

E.S. GUARNIZO 14 de mayo 1961




(foto cedida por José Luis Casuso)


José Luis Casuso - Carlos Olavarrieta - Gómez I -  Luis Herreria - Cobo - Luis Arce Vela (portero) - Goñi - Luis Arce  "El Billy" (capitán) Izaguirre (de abajo) - Susi (Laredo) - Isidro
agachados

Maritu (portero suplente) - Gómez II



El domingo 14 de mayo de 1961, en los Campos de Sport del Sardinero, se jugó la final del Campeonato Regional Juvenil entre los equipos del E.S. Guarnizo y el J. Laredo.

Vencieron los de Guarnizo por el resultado de 2-1, en un partido muy interesante y disputado, pero escaso de calidad.

Y es que los Campos de Sport, influyo a los muchachos. Los nervios hicieron presencia en ellos por la responsabilidad que tenían y esto hizo que rindieran mucho menos que en otros encuentros donde el ambiente y el campo les son más habituales.

Esto fue la causa de que el partido no fue muy brillante, en cuanto al juego que se esperaba la mayoría de los muchos espectadores que presenciaron el encuentro.

Pero lo que el partido perdió en calidad lo ganó en emoción y fuerza. Los dos equipos se emplearon al máximo.

El partido tuvo dos fases, la primera mitad fue para el J. Laredo, que tuvo las mejores ocasiones de peligro ante el marco contrario, pero la premiosidad de sus delanteros, una veces y la mala suerte en otras, les impidió marcar. La defensa se mostró segura; los medios lanzaron mucho y bien a sus delanteros y éstos, particularmente Susi I, fue un constante peligro para el Guarnizo.

El Guarnizo, en una de las arrancadas por la izquierda de Isidro, dio lugar a un pase de éste que sobre la marcha remató imparable Cobo, marcando el primer tanto del Guarnizo, finalizando con este resultado el primer tiempo.

En la segunda mitad cambió la decoración por completo y las papeles se invirtieron y dio lugar a que el Guarnizo, más entonado, tomase la iniciativa del juego, presionando la meta laredana y creando continuas ocasiones de peligro.

En una de éstas, en el lanzamiento de un córner desde la derecha, es cabeceado magníficamente por Goñi, dando lugar a que Susi II, realice una gran parada con tan mala suerte que al caerse al suelo introdujese el balón en su propia meta.

Pero a pesar del dos a cero, no se desmoralizaron los laredanos y apretaron en busca de acercar distancia y a los 27 minutos, en una falta contra el Guarnizo que lanza Susi I, produciendo un lío ante el marco que resolvió Docal, marcando para su equipo el tanto del honor.

Los minutos finales fueron de presión del Laredo, bien defendidos por la E.S. de Guarnizo.

Destacaron por el Guarnizo: Cobo, Goñi, Isidro y Carlos; por el Laredo: Docal, Visen, Susi I y Guillermo.

Buen arbitraje del señor F. Juan, ayudado en las bandas por Iriondo y Maldonado.

Los equipos formaron:

E.S. Guarnizo: Vela: Herreria, Arce, Casuso; Carlos, Gomez I; Cobo, Gomez II, Goñi, Izaguirre e Isidro.

Entrenador Rodolfo Seco "Porro"

Laredo: Susi II; Pepe Luis, Quintana, Gutiérrez; Fredo, Santi; Docal, Susi I, Eduardo, Vicente y Visen.

Al final del encuentro le fue entregado al capitán del E.S. Guarnizo, la copa de campeón por el Presidente del Comité Juvenil, señor Jesús Acinas y al capitán del Laredo, el balón con que se jugó el partido.

En esas fechas, el Guarnizo mantenía un gran equipo juvenil, destacándose jugadores como Isidro y Goñi, que llegaron a pertenecer al Racing.

En el equipo figuraban jugadores de distintas localidades, como José Luis Casuso, Olavarrieta, los hermanos Gómez, Goñi de Guarnizo: Isidro de Renedo; Izaguirre de Santoña; Herreria, Arce Vela, Luis Arce, Maritu de Escobedo y Cobo de Santander.

El equipaje era verde la camiseta y blanco el pantalón.

Del Laredo, también habría que destacar a Docal y Santi, que llegaron a jugar en el Racing.

Otros como los hermanos Gómez, que lo mismo jugaban al fútbol que practicaban atletismo. Antonio Gómez fue un destacado atleta a nivel nacional.

El Casuso citado, es mi buen amigo, José Luis.








sábado, 14 de noviembre de 2015

FRANCISCO JUSTO MADERNA natural de Guarnizo







Transcrito por el señor Aldo Abel Beleira:


Francisco
Justo
Maderna

En diecinueve de julio de mil setecientos cincuenta y nueve, yo fray Francisco de San Pablo cura  en esta parroquia de Santa María de Muslera, lugar de Guarnizo valle de
Camargo  obispado de Santander, bauticé  solemnemente y  puse los santos oleos, y crisma a Francisco Justo, hijo legítimo de Francisco Maderna y de Catalina Maderna, residentes en el Real Astillero de esta feligresía (nació dicho niño el día dieciocho de dicho  día  mes   y   año)  fueron  sus  abuelos  paternos  Damián  Maderna  y  Teresa  Maderna;  maternos Francisco Asqueta [Azqueta]  y  Mariana Asqueta, vecinos de la villa   de  Figueras   Reino  de  Cataluña  obispado   de  Gerona, fueron  sus  padrinos Francisco Banuet  y  Teresa Banuet , residentes  en la ciudad de Santander, advertí a los padrinos el parentesco espiritual y lo demás de su cargo, fueron testigos Tirso de la Serna y Francisco Salmon, firmaron  lo conmigo dicho cura los que supieron dicho día mes y año ut supra.

                 Fray Francisco de San Pablo                          Francisco Antonio Salmon
Ref. Libro Bautismos  1755-1771, folio 82. Parroquia Santa María (Guarnizo).







Gracias al historiador argentino, señor Aldo Abel Beliera, quien ha dedicado gran tiempo a la investigación sobre la biografía de un personaje ilustre nacido en Guarnizo, Francisco Justo Maderna, podemos publicarla y darla a conocer.

Nacido el 19 de julio de 1759, en Guarnizo y registrado en la parroquia de Santa María de Muslera, de Guarnizo.

Murió en 1807, con el Batallón de Voluntarios Urbanos Cántabros Montañeses, Tercio de Cántabros o Tercio de Montañeses, una unidad miliciana de infantería creada el 18 de septiembre de 1806, de la primera de las Invasiones Inglesas al virreinato del Rio de la Plata. La base fue de voluntarios nacidos en Cantabria (La Montaña), residentes en Buenos Aires.

El 5 de julio de 1807, se desarrollaron en las calles céntricas de la ciudad de Buenos Aires una de las más sangrientas luchas contra las tropas invasoras inglesas comandadas por el teniente general John Whitelocke.

Esta segunda invasión de las huestes del imperio británico tampoco pudo doblegar la valentía y el temple de los habitantes de la ciudad, quienes ya se habían organizado militarmente ante el temor de una nueva acometida.

La experiencia dejada por la primera invasión de 1806, que culminará con la heroica reconquista de la ciudad el 12 de agosto de ese año por los milicianos comandados por don Santiago de Liniers, había sido un poderoso llamado de atención ante la perspectiva de un nuevo ataque a esta colonia española.

Se crearon diversos batallones de cuerpos de veteranos de artillería y de granaderos, así como batallones de milicianos correspondientes a sus sendos orígenes de regiones españolas para los naturales de la Península o bien para los nacidos en Buenos Aires, o para los indios, pardos y morenos.

Las líneas anteriores las hemos volcado para señalar que el 23 de octubre de 1806, o sea a pocas semanas de la fecha de la Reconquista, se hizo un listado del "Tercio de Cántabros· con el rol de sus cuatro Compañías y dentro de cada una de ellas la nómina de los capitanes, tenientes, subtenientes, sargentos, cabos y soldados. Allí en la Tercera Compañía figura como teniente don Francisco Maderna.

La Plana Mayor estaba constituida por un primer y un segundo comandante y otros miembros menores, incluido un abanderado y un capellán.

Luego de estas líneas introductorias, digamos que don Francisco Justo Maderna ofrendó su vida en aquel 5 de julio de 1807, durante los combates librados durante la segunda invasión.

En esa fecha, parte de las fuerzas británicas a las órdenes del general Crawford, cruzaron la zona sur de la capital por la actual calle Venezuela y llegaron hasta la esquina de Balcarce con intención de ocupar la plaza de Santo Domingo.

Del relato del Coronel don Pedro Andrés García, quien se hallaba a cargo del batallón de Cántabros y cuyos integrantes cubrían los alrededores del convento de Santo Domingo, podemos resumir los momentos previos a la muerta de Maderna:

"... el enemigo perdía toda esperanza de posesionarse de la plaza, forzó una puerta auxiliar del convento y ocupó los claustros e iglesia, las alturas, bóvedas, coro y torre, desde donde nos hacía un fuego dominante y cierto a cubierto de los muros y aún parapetado de colchones y muebles en los pocos flancos que podíamos descubrirle..."

"El batallón continuaba su activo fuego y con él obligaba al enemigo a no salir de sus trincheras, pero siendo necesario o sufrir una pérdida lamentable o abandonar un punto tan interesante, para evitar estos extremos se hacían precisos nuevos auxilios, especialmente de artillería con que batir las puertas del convento..."

"En este intermedio los enemigos nos propusieron tres señales de parlamento que resultaron falsas, con cuyo arbitrio lograron en el primero, que salí a contestar, matarme un soldado que estaba a mi lado y a continuación de su fuego me obligó a retirarme".

"Intentaron con señales más expresivas de rendirse y entonces dieron muerte al teniente de la tercera compañía don Francisco Maderna y a cuatro hombres más bajo el mismo pérfido engaño..."

El parte de los hechos acontecidos en esa memorable jornada que culminó con la rendición del general Crawford, fue redactado por el Coronel Garcia y enviado al capitán general don Santiago de Liniers, el 15 de julio de 1807.

Los fallecidos durante la contienda fueron enterrados en la Piedad, Santiago Domingo, Recoleta, La Merced, San Francisco, San Ignacio y otras iglesias del casco céntrico, según refiere el cura de la Catedral porteña, Dr. Julián Segundo de Agüero en el libro de difuntos días después de los acontecimientos.

Desconocemos donde fue sepultado su cuerpo, quizás en el camposanto de la Iglesia de San Juan Bautista, donde en el patio de la casa parroquial una placa reza que en ese lugar yacen los restos de los caídos en las jornadas de 1806 y 1807. La única constancia que hayamos sobre su deceso se encuentra en el Libro 3 de Difuntos de la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de Buenos Aires. En folio 28 vuelto del citado registro, el Dr. Juan Dámaso Fonseca dejó anotado: "el día 17 de agosto de 1807 hizo la Hermandad sus honras por el finado D. Francisco Maderna"

En el año 1808, las autoridades de la ciudad impusieron su nombre a las actuales calles porteñas Montevideo y su continuación Virrey Cevallos (actual barrio del Congreso), subsistiendo esta designación hasta 1822.

Más tarde, mediante Decreto Municipal nº 209 del año 1945, se designó con su nombre a una arteria del barrio de Pompeya, próxima a la Av. Sáenz, cuyo trayecto nace en la Av. Perito Moreno y finaliza en Abraham J. Luppi al 1.000, perdurando en la actualidad.

Poco es lo que se sabe de este nombre y de sus hijos varones, los cuales por llevar nombres homónimos se los ha confundido, dando motivo a interpretaciones erróneas.

Don Francisco Justo Maderna, era natural de la localidad de Guarnizo, que se encuentra dentro del Ayuntamiento de Astillero en el partido judicial de Santander y en la provincia del mismo nombre (hoy Cantabria).  Guarnizo dista unos 7,5 km. de la ciudad capital Santander y su existencia ya está acreditada en documentos del año 857 referidos a la iglesia de Nuestra Señora de Muslera, período en el cual sus habitantes vivían de la pesca, el marisqueo y la ganadería.

Don Francisco Justo Maderna fue hijo legítimo de Francisco Maderna y de Catalina Ascuetai y contrajo matrimonio el 12 de mayo de 1785, en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de Buenos Aires, con doña María Josefa Escobar, natural de Buenos Aires y criada en casa de doña Josefa Tadea Saraví, esposa del catalán Juan de Ausio.

Don Francisco Justo Maderna y su mujer doña Maria Josefa Escobar fueron padres de siete hijos conocidos: Francisco Benito, Juan Francisco Ezequiel, Marcos José, Juan Josefa de Jesús, María Dorotea, José Anacleto y José Policarpo Maderna.

Los tres primeros hijos varones son mencionados en la matricula de 1794, levantada a consecuencia del establecimiento de los alcaldes de barrio y que fuera ordenada por disposición del Virrey don Nicolás de Arredondo.

Don Salvador Escolá, fue designado alcalde del barrio nº 12 y ese mismo año procedió a registrar a los vecinos y habitantes de la jurisdicción a su cargo perteneciente a la parroquia de San Nicolás.  Comenzó el empadronamiento por calle homónima (hoy avenida Corrientes) y Monserrat (actual Cerrito), arterias éstas que junto a San Lucia (Sarmiento) y San Cosme y Damián (Carlos Pellegrini), delimitaban la manzana primera que fuera demolida por el año 1930 para la construcción de la Plaza de la República y la apertura de la avenida 9 de julio.

Después de anotar en el cuaderno proporcionado a los ocupantes de la primera vivienda, el alcalde Escola pasó a la siguiente y dejó constancia: "se halla una panadería perteneciente a don Francisco Maderna en la segunda casa, natural de las Montañas de 34 años de edad, casado con doña Josefa Escobar, natural de esta ciudad de 22 años. Tiene tres hijos llamados, Francisco de 7 años, Ezequiel de 6 años y Marcos de 2 años."

Seguidamente menciona los nombres de once peones y cinco esclavos, indicando sus oficios, estado, naturaleza y demás datos de acuerdo a las instrucciones recibidas. También cita a dos mulatos presos, que se hallaban a cargo de Maderna y pertenecían al convento de San Agustín.

Artesano panadero, en sus campos de la zona del Pilar sembrada y cosechaba el trigo que molía con a tahona propia para elaborar este alimento. El 2 de abril de 1791 se le asigna lugar de abastecimiento y venta del pan producido "junto a San Francisco", hoy calle Moreno.



Para mí ha sido una sorpresa  conocer la biografía de Francisco Justo Maderna, nacido en mi pueblo, Guarnizo, a pesar  que nos distanciamos en bastantes años, más motivo para interesarme todo sobre  este gran personaje que murió mártir en la defensa de Buenos Aires en 1807.


Fuente de información:
http://piarenlahistoria.blogspot.com.es/2015/09/francisco-justo-maderna-un-martir-en-la  19.html








viernes, 6 de noviembre de 2015

MARCIGNY







En 1961, el Unión Club y el pueblo de Astillero, recibieron al equipo francés de Marcigny y el periódico Le Progres de Lyon, con fecha 20 de agosto de 1961, editó una noticia de esta visita.

Así la redactaron:

Personne a Marcigny ná oublié cette équipe de symapathiques garcongs á laquelle lÚ.S.M. C. avait fait appel lán dernier, á Páques, pour un match franco-espagnol. Ils venaint de lún des faubourgs de Santander: Astillero. De passage dans cette région, nous avons rendu visite á ce club et á cette petite ville oú lón garde un souvenir vivace et ému de Marcigny et oú lón parle avec autant de vénération que de Paris.
Lorsque le touriste arrive á quelques kilométres de Santander, deux routes sóffrent á lui pour gagner cette ville: l´´une direct, l'aune direct, l'autre par le port. Astillero est la grosse bourgade située á la fourche de ces deux routes. D'importants chantiers navals occupent lá de nombreux ouvriers.
Un soir donc, ver 22 h. 30. heure á laquelle les Espagnols finissent de diner, on se mit en quéte du bar "El Titi", siége social du club. On s'y trouva immédiatement dans une ambiance agréable. Aux murs pendent de nombreux souvernirs sportifs et la plaquette représentant la "Tour du Moulin" y figure en bonne place, prés d'une photo dédicacée des trois gloires du football espagnol: Gento, Di Stefano et Kopa. Quel branle-bas quand on sut que nous étions de Marcigny!..
Le patron du bar et président du club - que tous ici appellent "El Titi" - se précipita et nous fit béneficier de toute sa verve et de son délicieux muscat. Peur aprés, l'excellent entraineur - propre cousin de Gento - plusieurs joueurs et quelques dirigeants étaient rassemblés. Aprés avoir "arrosé" l'evénement comme il se doit, on nour fit visiter la ville... á minuit, ce qui est une heure normale pour les Espagnols. On nour emmena au siége oú l'on remarqua parmi une centaine de coupes l'objet d'art ramené de Marcigny. Mais il fallut bien se séparer... aprés avoir pris rendez-vous pour le surlendemain. Ce jour-lá, une promenade en barque dans la baie -deux footbaleurs faisant office de solides rameurs - aiguisa, fort á propos, les appétits avant de savourer quelques spécialités espagnoles.
Il est touchant de constater combien on a gardé un excellent souvenir de Marcigny. Quand, dans la localité, notre groupe en rencontrait un autre et que l'un de nos guides annoncait: "ils sont de Marcigny", c'etait inmédiatement un echange de chaudes poignées de mains. De méme, quand nous entrions dans un magasin pour quelque emplette, on nous présentait toujours: "Ils sont de Marcigny".
Aussi, tous ces braves gens n'ont qu'un désir et tout á fait unanime: accueillir l'équipe de Marcigny. C'était toujours la méme question: "Pourquoi ne viennnet -ils pas?" et d'expliquer que s'ils ne peuvent prendre le voyage á leur charge, ils hébergeront les Marcignots dans les meilleures conditions sans qu'il ne leur en coúte rien.
Enfin, au moment d'une séparation, il faut bien le dire, un peu mélancolique, le sympathique président ne faisait que dire et répéter: "A, si vous pouviez les décider á venir....ils verraint comme nous les recevrions bien, nous veoudrions que, eux aussi, gardent un souvenir inoubliable." Et il y avait dans ces mots tant de chaleur et de persuation qu'a les entendre, les dirigeants de l'U.S.M.C. se serdient certainement laissés tenter.
Alors, pourquoi pas un déplacement en Espagne la saison prochaine? le dimanche avant Páques par exemple.

En español:

Nadie ha olvidado este equipo en Marcigny compuesto de simpáticos muchachos al que el U.S.M.C., invitó el año último por Pascuas, para contender en partido franco-español.
Venían de uno de los barrios extremos de Santander: Astillero.
De paso por esta región hemos hecho una visita a este club y a este pueblecito, en el que se conserva un vivo y emocionado recuerdo de Marcigny y del que hablan con tanta veneración como de Paris.
Cuando el turista llega a pocos kilómetros de Santander: dos carreteras se le ofrecen para entrar en este pueblo: una directa, la otra por el puerto. Astillero es la gran aglomeración urbana situada en el vértice de estas dos carreteras. Importantes talleres navales dan allí ocupación a numerosos obreros.
Una noche, pues alrededor de las diez y media, hora en que los españoles terminan de cenar, iniciamos la búsqueda del bar "El Titi", domicilio social del club. Inmediatamente nos encontramos en un agradable ambiente. Cuelgan de sus paredes numerosos recuerdos deportivos y la placa que representa la "Tour du Moulin" figura en un buen lugar cera de una foto dedicada de las tres glorias del futbol español: Gento, Di Stefano y Kopa.
¿Qué zafarrancho se armó cuando se supo que nosotros éramos de Marcigny!
El patrón del bar y presidente del club -a quien aquí todos llaman "El Titi" - se precipitó y nos hizo beneficiar de toda su elocuencia y de delicioso moscatel. Poco después, el excelente entrenador -el propio primo de Gento-, varios jugadores y algunos dirigentes se habían unido a nosotros. Después de haber -mojado- como está mandado- este acontecimiento, nos acompañaron para visitar el pueblo.. a las doce de la noche, hora normal para los españoles.
Nos condujeron al local social donde remarcamos entre un centenar de copias, el objeto de arte que trajeron de Marcigny. Pero era necesario separarse..después de citarnos para el día siguiente.
Este día, un paseo en barca por la bahía -dos futbolistas ejercieron oficio de sólidos remeros -aguijoneó muy a propósito nuestros apetitos antes de saborear algunas especialidades españolas.
¡Qué agradable es poder constatar cómo han guardado un excelente recuerdo de Marcigny!. Cuando en la localidad nuestro grupo se encontraba con otro y que uno de nuestros guías anunciaba "Son de Marcigny" se producía inmediatamente un espontáneo y calurosos intercambio de apretones de mano. Al mismo tiempo, cuando entrábamos en algún establecimiento para efectuar nuestras compras se nos presentaba siempre: "Son de Marcigny".
También todas estas excelentes personas no tienen nada más que un deseo, completamente unánime: acoger al equipo de Marcigny. Siempre la misma pregunta ¿Por qué no viene? y añadir que si ellos no pueden sufragarse los gastos, los de Astillero se encargaran  de alojarlos convenientemente y en las mejores condiciones, sin que a los "marcignots" les cueste nada.
En fin, en el momento de la separación, necesario es ...un poco melancólica, el simpático presidente no hizo más que decir y repetir:
¡Ah! si se decidieran antes a venir, verían como íbamos nosotros a recibirles; también nosotros tenemos un bien vivo deseo de que guarden un inolvidable recuerdo.
Y había en estas palabras un calor y persuasión que si los dirigentes del U.S.M.C. las hubieran oído, estoy seguro que se hubieran dejado convencer.
Así, pués. ¿por qué no un desplazamiento a España la próxima temporada?. el domingo anterior a Pascuas, por ejemplo.

Otra visita de los franceses a Astillero, fue en 1964.


(en mi blog tengo una publicación sobre el encuentro celebrado en la fecha 10 de mayo de 1964)