miércoles, 5 de febrero de 2014

UNION CLUB 28 de junio 1960




(foto cedida por Tomás)
 
Velarde, Tito Vega, Mendi, Ricardo Fernández, Lanza, Raba
Valverde, Tomás, Palazuelos, Guillermo, Santamaria y Campín
 
 
 

 
(foto cedida por Tomás)
 
 
 
 
En esta fecha se disputo la final de la Copa Cantabria en el Sardinero de Santander, entre el Unión Club de Astillero y el Barquereño de San Vicente de la Barquera.
Para llegar a la final, han tenido que eliminar a dos fuertes equipos como son el Santoña y la Naval.
El Unión Club se presentaba con la condición de ser campeón regional de primera categoría, título que le ha valido para conseguir el ascenso a tercera división.
Por su parte el Barquereño, reforzado para esta competición y con los meritos de haber realizado una gran campaña en el campeonato regional, será un enemigo muy difícil para los astillerenses.
Con una regular entrada se celebro el partido en los Campos del Sardinero, muchos partidarios de ambos clubs asistieron para presenciar este partido.
Fue una final clásica copera, los dos equipos pusieron un gran entusiasmo en la lucha, con buen futbol, que agradó a los espectadores.
A las seis y media de la tarde dio comienzo la final.
A los 22 minutos llega el primera tanto de la tarde, a la salida de un córner, despeja el central del Barquereño y su despeje es recogido por el medio volante de los astillerenses, Fernández, quien desde lejos, tira alto y colocado para marcar el primer tanto de su equipo, gol bien recibido por los partidarios del Astillero.
En la segunda parte comenzó el partido con las mismas características, dominio del Astillero y cerrada defensa del Barquereño.
A los cinco minutos, marcaba de nuevo el Unión Club su segundo gol por mediación de Campín, de un tiro por bajo y con la izquierda.
Con dos a cero, el Astillero se conforma con el resultado y es el Barquereño quien aprieta, pero sus delanteros no aciertan.
El partido transcurre con dominio de los de San Vicente quienes lanzaron ocho córners a su favor, por ninguno de los del Astillero.
El encuentro tomó un cariz feo y desagradable por las intemperancias de los jugadores de ambos equipos, produciéndose agresiones entre ellos.
A los 37 minutos de la segunda parte, el defensa izquierdo del Astillero hace una entrada fuerte, seguido de empujón, al defensa central del Barquereño, quien repele la agresión y el árbitro envió a la caseta al jugador del Barquereño.
Termino el encuentro con la victoria del Unión Club por 2-0.
El Unión Club con un buen primer tiempo, destacándose los medios y delanteros, han ganado esta final merecidamente.
Desde el inicio del juego se puso de manifiesto la superioridad técnica de los del Astillero, jugando la pelota con entendimiento perfecto en su forma de jugar, tanto en la defensa como en el ataque.
La línea de medios del Unión Club se adueño del centro del terreno y por ello la delantera astillerense ofrecían siempre un mayor peligro.
Bien también el Barquereño, con un segundo tiempo lleno de codicia y a ratos de buen juego, pero careciendo su delantera de remate.
Al finalizar el partido, el capitán del Unión Club, Lanza, subió a la tribuna presidencial, donde el vicepresidente de la Federación Cántabra de Futbol, señor Obregón, hizo entrega de la copa al capital del Astillero, entre los aplausos de los espectadores.
A las ordenes del señor Báez, árbitro del encuentro, que hizo un arbitraje aceptable, los equipos presentaron las siguientes alineaciones:
Unión Club: Raba; Tito Vega, Santamaria, Valverde; Palazuelos, Fernández; Tomás, Velarde, Lanza, Guillermo y Campín. Entrenador, Mendi.
Barquereño: Asturias: Roberto, Tomás, Palacios; Solares, Costales; Fifi, Daniel, Aja, Chucho y Herrero.
Por los astillerenses, destacaron la actuación de Valverde, Fernández, Guillermo y Campín y por el Barquereño, Tomás, Solares y Chucho.
Por estas fechas aún seguía de socio del Unión Club, pero no pude acudir a Santander a presenciar el encuentro.
Si recuerdo con admiración a estos jugadores, como Tito Vega (familiar y persona muy querida en Astillero); Valverde (estos días le he recordado esta final); Palazuelos (de Astillero); Ricardo Fernández (de Liaño); Tomás (de Pontejos); Lanza (uno de los jugadores más destacado del futbol cántabro); Guillermo (fue empleado del Banco Santander y casado en Astillero); Santamaria (de Nueva Montaña); Raba (que gran portero); Campín (buen amigo) y Velarde (no le tengo identificado)
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada