sábado, 10 de mayo de 2014

UNION CLUB-BARCELONA 13 y 20 junio de 1.965




Mendi, Carlos, Carús, Arenal, Lolis, Gelín, Rafa, Miguelo
Armando, Corada, Sardina, Campín, Chuchi



En el Campeonato Nacional de Aficionados, tras eliminar al Chantrea, equipo navarro, el Unión Club se enfrentaría al Barcelona "amateur" en una eliminatoria a dos partidos, para aspirar a ser campeón de España.

El Unión Club bajo la dirección técnica de Mendi, ha realizado una competición excelente llegando a las semifinales de este Campeonato.

El encuentro en Astillero despertó una gran expectación, no solo para los locales, sino a las comarcas de los alrededores e incluso en Santander, de donde acudirán un gran número de aficionados.

El 13 de junio de 1.965, fue el primer partido de las semifinales del campeonato de aficionados entre el Unión Club y el Barcelona, en Astillero, con el resultado de uno a cero favorable de los catalanes.

En un gran ambiente y expectación, no respondió a las ilusiones puestas en él por los seguidores astillerenses, ya que la victoria barcelonista dejo la eliminatoria ya sentenciada.

La victoria del Barcelona se produjo más bien por deméritos del Unión Club que por méritos propios, pues fallón el equipo astillerense y especialmente los hombres claves del equipo, pues ni Campin, ni Armando, ni Corada, estuvieron a la altura del partido.

Bajo las órdenes del colegiado vizcaíno Pelayo Serrano y tras los prolegómenos de ritual, con intercambio de banderines y saludos desde el centro del campo, se dio comienzo el encuentro.

Fue el Unión Club quien se impuso en los primeros minutos y fue en el 21, cuando se produce la primera jugada de peligro.

El Barcelona juega con gran sentido, sabiendo que son superiores.

Los astillerenses acosan la portería catalana, con Campin, Chuchi y Sardina, pero sin consecuencia.

Cuando ya estaba prácticamente terminado la primera parte, un veloz contraataque barcelonista en el minuto 39, consiguieron el único gol que les daría la victoria, por Bequeria, de cerca y solo ante Miguelo.

En el segundo tiempo, hubo cambio posicional al situar a Chuchi de delantero y pasar Sardina a exterior izquierdo, para romper la ordenada defensa catalana.

Transcurrido los quince primeros minutos de una fase insulsa de juego, por falta de garra, vuelve el Unión Club a intentarlo con Armando, quien remata salvando Fusté cuando Salvador esta estaba batido y después Sardina lanza un potente tiro que el portero catalán realiza una gran parada.

La tercera ocasión del encuentro y la más clara fue el avance de Armando por la derecha con centro a Sardina, quien ante la boca del gol remató alto.

Del encuentro se puede destacar a Lolis, con una alarde de facultades y sentido del juego y Gelín, siempre bien situado. Carús fue el mejor en la media. Muy bien Miguelo pese al gol.

Del Barcelona, Salvador en la puerta, Crespo y Begueria en la delantera con Martinez fueron los mejores y Jimeno en la defensa.

El árbitro Serrano Pelayo, colegiado vizcaíno, correcto en su misión de juez y bien ayudado por los liniers santanderinos, Zurita y Rebolledo del Colegio Cántabro.

Barcelona: Salvador; Fusté, Jimeno, Moliner: Genovart, Suarez; Crespo, Beguería, Martinez, Boneu y Peña.

De entrenador, Rodri, ex-jugador y excelente barcelonista del primer equipo.

Unión Club: Miguelo; Lolis, Gelín, Rafa; Carús, Arenal; Armando, Corada, Sardina (Chuchi), Campín (capitán) y Chuchi (Sardina).

En el equipo debutó el juvenil Rafa, ante su público.

El 20 de junio de 1.965, se jugó el segundo encuentro de la eliminatoria en el estadio del Nou Camp de Barcelona.

Este encuentro finalizó con la victoria nuevamente del equipo catalán por tres goles a uno.

Se esperaba que el equipo astillerense, con el resultado de 1-0, actuaría un tanto desmoralizado sin esperanza alguna de alcanzar un resultado positivo.

No fue  así, el Astillero se empleó a fondo, con una elevada moral y empleándose con entusiasmo, tanto como su deportividad. El público en muchos momentos del partido premio su actuación, especialmente en el segundo tiempo con grandes aplausos.

La victoria del Barcelona fue merecida, pero, en efecto no tan fácil, como esperaban los catalanes. Los verdinegros tiene un equipo fuerte, bien preparado físicamente, aunque sin experiencia.

Fue en el minuto treinta cuando Martinez a pase de Genocart, conseguiría el primer gol. Cuatro minutos más tarde en pleno dominio azulgrana, Boneu estrelló un balón en el poste y a los treinta y cinco aprovechó para conseguir el 2-0, con este resultado finalizó la primera parte.

En la segunda parte los astillerenses forzaron dos saques de esquina seguidos, aunque sin consecuencias.

En el minuto 25, un nuevo disparo de Boneu fue interceptado por los palos y diez minutos después llegó el tercer gol barcelonista marcado por mediación de Peña.

El Astillero intentó reaccionar y el minuto 42 Carús logró el único gol para su equipo. Los tres minutos finales fueron dominio de los astillerenses con el afán de acortar distancias pero terminó el tiempo reglamentario con el resultado de 3-1.

Al final del partido el público premió a los dos equipos con grandes aplausos por la deportividad y buen juego desarrollado.

Dirigió el partido el colegiado mallorquín señor Martorell, sin complicaciones y acertadamente.

C.F. Barcelona: Salvador; Fuster, Gimeno, Moliner: Genovart, Suarez; Crespo, Beguería, Boneu, Martinez y Peña.

Unión Club: Miguelo; Lolis, Gelín, Rafa; Carús, Arenal; Kubalita, Armando, Chuchi, Campín y Sardina.

Estos partidos han sido "históricos" para la trayectoria del Unión Club, el llegar tan lejos en un Campeonato Nacional y para los jugadores el recuerdo de haber jugado en el campo del Nou Camp de Barcelona.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada