miércoles, 1 de mayo de 2013

LA SARA






LA SARA


Estando interesado en la historia de esta fábrica instalada en El Astillero y que fue muy importante en el desarrollo industrial de esta población, solicite a mi amigo José Enrique Cortina Ceballos, documentación que tuviese sobre ella, al estar también interesado por motivos familiares.

Su impulsor y maestro galletero, Cayetano Manchado Muñoz, natural de Burgo de Osma, provincia de Soria, tras hacer fortuna en Uruguay, donde contrae matrimonio con doña Rosa Cortina Saiz, regresan a El Astillero y fundan la gran empresa de "Galletas La Sara", cuya denominación corresponde al nombre de una de sus hijas. Tuvo tres hijos y sus nombres fueron, María, Sara y Alberto.

Don Cayetano Manchado, falleció en 1959 y tras su muerte, la fábrica fue dirigida por su hijo, Alberto Manchado Cortina, quien también ocupo el puesto de Alcalde en el Ayuntamiento de El Astillero.
Don Cayetano Manchado




Sus comienzos se remotan a la primera mitad del pasado siglo XX, estando las instalaciones iniciales emplazadas en la calle Prosperidad, 15 y 17 del pueblo de Guarnizo.

En estas instalaciones se comienzan a elaborar los primeros productos que consistían básicamente en las rosquillas y las cocadas. Más tarde y cuando comienza la elaboración de el caramelo, debido a la pequeñez de las instalaciones, deciden trasladarse a la nueva fábrica que se ubica en la calle de Bernardo Lavín, 16, en la denominada finca de "La Farruca".

La fábrica tenía los teléfonos números 45 y 202.

Esta nueva ubicación constaba de un edificio de tres plantas, cuya planta superior se dedicó a la administración y a la fabricación de el caramelo, la segunda a la fabricación de la galleta, siendo la planta inferior y sótano la que se dedicó al almacenaje de las materias primas. Dichas plantas contaban entonces, con la maquinaria y enseres que el mercado demandaba en aquellos momentos.

Esta nueva fábrica radicaba ya en el pueblo de El Astillero. La denominación de la marca figuraba entonces como Industrias La Sara, Cayetano Manchado e Hijos, S.R.C.
En la década de los años sesenta, el regidor de dicha fábrica entonces, hijo a su vez de Cayetano Manchado Muñoz, Alberto Manchado Cortina, establecen un acuerdo mutuo con el francés Pierre May para la instalación en España de una fábrica de chicles, naciendo entonces la denominada May Española, S.A. ubicada también en la finca de "La Farruca". Con este motivo se realiza una gran campaña publicitaria en prensa, radio y televisión de ambas marcas, es decir Caramelos y Galletas La Sara y a su vez de Chicles May.

La casa matriz de Chicles May, se encontraba en Sant Maur al Sur de Francia.

Fue una empresa modelo en la que llegaron a trabajar más de 150 personas (entre ambas fábricas) y con motivo de la crisis de final de los años setenta, en especial del año 1977, de materias primas, la venta de los productos elaborados sufre un declive muy importante. De la plantilla la mayor parte correspondía a mujeres y casi todos vecinos de la localidad.
De los trabajadores podemos citar algunos, como Cándida Díaz, Alfonso Galarza y Juan Galarza Manchado (gerencia), José Luis Cortina Pardo (ventas), Facundo Cavadilla y Juan Cortina Camargo (contabilidad), Ana Egusquiza, Margarita Taranco, Jesús García Sardina y María José Fernández (oficina), Enrique Pinilla (mantenimiento), Ricardo Manterola, Gabino Castanedo, Luis Maza, Petra Quintanilla, Liuki Vega, Alfredo Pico, José Luis Pérez Maza, Pedro Pardeiro, Jesús Velarra, Emilio Collantes, Francisco Collantes, Fernando Collantes, Chelo Monar, Conchita Marin, Antonio Espeso, Alfredo Herrán, José González, Adela González, Nieves Quindos, Alberto Cortina Camargo, Tinuca Miera, Jesús Senties.....................unos en La Sara y otros en May.

Nos faltan aún más nombres del resto de los demás empleados,  que agradecería quien lo conozcan,  me lo facilitasen para incluirles en esta relación.

En el año 1980, ambas marcas deciden fusionarse y pasan a denominarse Ibérica de Confitería, S.A. "Confiberia".

Por la crisis y por diferentes avatares padecidos, deciden cerrar en el año 1983.


GALLETAS LA SARA

En sus inicios comenzaron a elaborar básicamente las rosquillas y las cocadas, ya posteriormente comercializaron otros productos como la : Tostada, María, Chati, Any, Atlántica (Galleta tipo Sandwich), Gaufrettes (Galleta de vainilla, rellena de Nata, Chocolate, Limón, etc.), Bizcochos “La Sara”, Pastas “Montañesas”, Galletas rellenas de chocolate, de nata, de limón, de coco, Galletitas Aperitivo, Rosquillas, Cocadas, Galletas Surtido Normal (caja verde), Galletas Surtido Especial (caja roja) ...........
Su producto estrella, era la María, con destacada publicidad, en la que se reflejaba una muñeca con cara de galleta vestida de montañesa y que fue un acontecimiento publicitario.

Llegó a tener depósitos en las ciudades de Madrid y Barcelona, donde sus productos eran conocidos nacionalmente, compitiendo con otras marcas como Fontaneda y Cuétara.

Asistían a distintas ferias internacionales, en todas fueron representadas por Benigno Cortina Saiz y Soledad Cortina Blanco, figuras principales de los éxitos obtenidos en estas ferias y concretamente en la del Campo de Madrid.
  




CARAMELOS LA SARA



También en la fábrica, se elaboraban los caramelos La Sara, que tenían gran aceptación, extendiéndose su venta por toda España.
Los fabricaban de distintos sabores y quien no hemos chupado estos caramelos que siempre los recordaremos.

Estos eran de: Toffee, Toffee Chocolate, Toffee Nata, Toffee apiñonado, Menta, Menta Inglesa, Menthol, Menthol Eucalipthus, Crocanti, Crocanti praliné, Crocanti relleno de vainilla, Nata, Nata-fresa, Coco, Limón, Naranja, Melocotón, Frambuesa etc., Caramelo relleno (diferentes sabores), Caramelo masticable (sabor a fresa, Nata, Menta, Limón, etc.), Pastillas de Café, Pastillas de Café con Leche, Bolas de Anís , Surtido Extra, Surtido Royal, Surtido Tenis, Chupeta con palo de diferentes sabores, Chupeta multicolor (diferentes sabores en la misma chupeta) ..........

El producto estrella que más se solicitaba era el toffee, que valía 2 reales.

Competían con los caramelos La Raquel, fábrica regional en Santander.




 
(Colección Ricardo Vega)





  

CHICLE MAY

 
Al poco tiempo de instalarse May Española, surgió May Portuguesa, S.A., instalándose una nueva fábrica en Portugal, en la localidad de Coina, cerca de la ciudad de Lisboa

Los famosos chicles May, eran conocidos por su elasticidad, sabor y sobre todo, por el fabulosos aroma que desprendían.

Estos eran los productos que elaboraban: Tabletas: Tropical, Spearmint, Stramberry, Chlorophylle, Reglisse, Lemmon, etc. etc., Crackies (cajitas de grageas, de diferentes sabores: Menta, Fresa, Limón, etc. etc.), Chicles hinchables diferentes sabores, (Fresa, Menta, Limón, etc. etc.), Bolas de Chicles multicolores y diferentes sabores, Bolsitas de Chicles Polvo, con sabores diferentes, etc. etc.

Competían comercialmente con chicles Bazooka.

Aunque siempre recordaremos por los albums de fútbol, que se publicaron y que se rellenaban con pegatinas que acompañaban a la goma de mascar hinchable y que al dorso se encontraba el jugador.

También tenían un concurso conocido como niños "May Listos", que se participaba enviando 10 envoltorios.

Esta marca también colaboró ya entonces con el deporte, especialmente con el equipo de baloncesto de Astillero, donde sus camisetas llevaban el nombre de Chicles May.




También, agradecería aquellos que tuviesen más documentación o fotografías de La Sara, pudiera enviármelas.
                                                        FOTOGRAFIAS HISTORICAS



Don Pablo Tarrero vicepresidente del Banco Santander y accionista de May Española, S.A.,
 visita la fábrica junto con el Sr. Pierre.


(Colección Luis Castanedo)





   

(Colección José Enrique Cortina)


(Colección José Enrique Cortina)


(Colección José Enrique Cortina)


 (Colección José Enrique Cortina)


  Ramos-Enrique-Falagan-Manuel de la Hoz-Santiago Diego-Carlos Montoya-Gelín Moncada
José Luis Garcia-Justo del Mazo-José Maria Montoya


ANUNCIOS DE PRENSA
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada