miércoles, 31 de diciembre de 2014

PRIMER CIRCUITO MOTORISTA DE ASTILLERO 20 marzo 1955








Para el día 20 de marzo de 1955, una gran jornada deportiva se celebrara en Astillero, donde se correrá el I Circuito Motociclista, que ha sido organizado por el Ayuntamiento y con la colaboración del Real Moto Club Montañés.

Para esta prueba existirá trofeos de la Diputación Provincial, la Guardia de Franco, Ayuntamiento de Astillero, Balriva, "La Sara", Industrias Anjo, Emilio Prieto, Talleres Poncela, Sociedad Nestle y la Comisión de Festejos.

Comenzara la prueba de entrenamiento a las nueve media de la mañana y las once y media la prueba oficial.

Se advertía encarecidamente al público que en todo momento evitaría cruzar por el interior del circuito para evitar cualquier gran accidente.

El éxito de estas organizaciones dependía en gran parte del comportamiento de los espectadores.

Desde hace unos años en la provincia se había despertado un entusiasmo y una afición hacia el pequeño motor increíble. La mejor muestra, dejando aparte del número de espectadores de los Circuitos Internacionales del Sardinero, lo han dado el domingo los miles de aficionados que se trasladaron al Astillero, y el crecido número de corredores inscritos en las pruebas que allí se habían de celebrar.

A pesar de la época del año, fueron muchos cientos de motoristas que se trasladaron desde los puntos más lejanos de la provincia, y muy especialmente de la capital, al Astillero, donde con motivo de las fiestas de San José había de celebrarse unas pruebas motoristas de velocidad para aficionados.

La inscripción fue numerosa, si se tienen en cuenta que la práctica de este deporte requiere una gran experiencia y un gran corazón. Es un deporte que aunque es practicado por muchos es exclusivo de pocos.

Este espectáculo ha pasado este año a ser el número más importante del programa de festejos que tenia confeccionado el Ayuntamiento.

La totalidad de las máquinas que tomaron la salida el domingo frente al Ayuntamiento, eran de construcción nacional.

A la vista de la gran variedad de cilindradas inscritas para tomar la salida se decidió el dividir a los participantes en varias categorías, con lo que la carrera ganaría en vistosidad e interés.

Atendiendo a esto se establecieron primeramente la categoría de velomotores con pedales, después otra de 65 cc. 100 cc. y 125 cc. De esta forma se daba cabida a la casi totalidad de las marcas de "motos" que hoy ruedan por nuestras carreteras y son de fabricación nacional.

La primera de las pruebas fue la de velomotores. Causaron satisfacción entre el público, pues conducidos casi todos por muchachos jóvenes, dieron un rendimiento muy apetecible, a pesar de los accidentado del circuito, con un buen repecho, teniendo en cuenta la poca cilindrada de estos y tener que dar en algunas ocasiones pedales.

La clasificación fué la siguiente:

Velomotores. 60 cc. 5 vueltas al circuito 6.750 metros. 1º Ildefonso López Vega, sobre Motobic; 2ª Nicolás Sampedro Ricondo, idem.; 3ª Manuel Maza Sáiz, idem.; 4º Manuel Saiz Fernández, idem.; 5ª José Luis González Calleja, idem.

Retirado, Germán Cobo Arce, sobre Iresa.

Después tomaron la salida las motos de 65 cc. Pronto se estableció entre estos corredores una fuerte lucha que a los pocos minutos quedaba reducida a una sola marca, la "Guzzi". La clasificación fué:

Primero. Miguel Fernández Somavilla, sobre Guzzi.; Segundo. Andrés Grande Fernández, idem.

Retirados por averías: Angel Ruiz Rivas, sobre "Cucciolo"; José Garcia, sobre "Guzzi" y José Maria Gilmarti, idem.

Por último y como plato fuerte, se presentó la carrera de mayor cilindrada. Todo el mundo esperaba ver una enconada lucha entre Angel Castillo y Mario Poncela, como consecuencia de la carrera celebrado en el programa del pasado año del Circuito del Sardinero. Estos se vieron sorprendido por la actuación inesperada de un nuevo piloto que batió a ambos ampliamente y se portó como en el circuito como un "as". Fué este Eladio González Sánchez de Torrelavega, quien desde un principio se colocó en cabeza y no la abandonó hasta cruzar victorioso la meta.

Con las 125 cc. salieron también las de 98 cc.

Categoría 98 cc. diez vueltas; 13.500 metros. Primero: José Terán Diez, sobre "Guzzi Zigolo"; segundo, José Maria Lecue Mosquera, sobre "Derbi".

Categoría 125 cc. diez vueltas: 13.500 metros. Primero, Eladio González Sánchez, sobre "Montesa"; segundo. Mario Poncela Gómez, sobre "Rondial": tercero, Angel Castillo Vera, sobre "Montesa". Invirtieron en total 14 minutos.

En ella ha destacado la sensacional revelación de un modesto muchacho que corría por primera vez y que apenas ha cumplido los veinte años, Eladio González. Trabaja desde hace seis meses, ocupando el puesto de primer mecánico especialista en máquinas de todos los tipos, en el acreditado establecimiento de venta y reparación de motocicletas que posee en la calle Carrera, nº 19, don Alfonso Ruiz, en la Agencia Montesa, Derbi y Sanglas que cuenta con uno de los talleres más competentes y eficaces de las famosas furgonetas motorizadas de transportes Maquitrans.

Todo no iba a ser velocidad y pasaron los espectadores después de ver correr las máquinas y pilotos a ver la habilidad de éstos sobre las motos.

Ante la meta se corrió una Gimkana, en la que participaron nada menos que dieciocho motos, siendo ganador, Luis Gutiérrez Liaño y segundo José Maria Gil-San Martin Herrero.

Esta carrera estaba incluida en el programa de Festejos del Ayuntamiento, quienes se ha volcado y organizado este  espectáculo, al señor alcalde, don Alberto Manchado, y a todos los funcionarios del Ayuntamiento y al equipo técnico del Real Club Montañés, quien corrió con toda la organización técnica de la carrera, con gran acierto, presidido por don Carlos Nieto.

Terminadas las carreras, en el Ayuntamiento se efectuó las entregas de los premios a los vencedores y participantes, quedando después invitados por el Ayuntamiento, con un espléndido lunch, en los salones de la Casa Consistorial.






No hay comentarios:

Publicar un comentario