lunes, 15 de diciembre de 2014

UNION CLUB-GIMNASTICA 11 noviembre 1928




Existía mucho interés por ver este partido entre la Gimnástica y el Unión Club en los campos de Astillero.

El Unión Club formaba un equipo de jóvenes jugadores y valiosos, dispuestos a enfrentarse al subcampeón regional, la Gimnástica, con mejores condiciones para ganar el encuentro.

A los de Santander que quisiera asistir al partido, podrían trasladarse en el tren que parte de la estación de la Costa a la dos y veinte.

El encuentro se jugó el domingo 11 de noviembre de 1928, a las tres de la tarde.

Por enfermedad de Angelín Castillo, jugará de medio derecha, Luciano Buirrun, excelente jugador.

De pocas consideraciones fue el encuentro entre unionistas y torrelavegueses.

Los astillerenses ha mejorado bastante la calidad de su juego, pero se encuentran necesitado de entrenamiento y, sobre todo, de partidos duros. De haber estado el once más fogueado, más acostumbrado a contiendas con equipos de peso superior, hubieran aprovechado las ocasiones que se le presentaron para conseguir algún gol más.

Pero hay equipo y hay clase, y esto satisface a los entusiastas directivos del club, que, por su modestia, es merecedor de la simpatía y del afecto de toda la afición de Cantabria.

Con más facultades en el primer tiempo, obtuvieron un merecidísimo empate. Bravamente defendida la portería por Arteche, briosamente contenido el ataque de los gimnásticos por Llama y Elizalde, muy seguro éste, aunque cuando algo falto de colocación; eficaz la actuación de los medios, especialmente el centro, que hizo pases oportunísimos a las alas, sólo falto que Benavente hubiera respondido y que el centro de los artilleros hubiera acertado a rematar; pero demasiado cerrado el extremo izquierda y con poca fogosidad sus compañeros, desaprovecharon ocasión que difícilmente volverán a encontrar.

Pudo haber sido en este tiempo, cuando los gimnásticos, acusaban su desconcierto ante el terreno, duro y resbaladizo, cuando hubieran asegurado el triunfo; pero no acertaron, y luego, ya en la segunda parte, como sucede a todo equipo tierno, se desinfló, y ya el adversario pudo jugar a placer.

Esta primera parte terminó con el empate a un tanto, el primero obtenido por los gimnásticos a los quince minutos, en un segundo tiro, doble remate de Carral. El empate fue un centro primoroso de Benavente, magistralmente rematado de cabeza por Furty.

En la segunda parte, el once gimnástico dió más rendimiento, en contraste con la debilidad que demostraba los astillerenses.

El gol de la victoria lo marcó Telete. Fue de un fuerte tiro, que paró Arteche, el mejor de los veintidós, y que entró luego, solo por una canal que tiene la meta. El siguiente fue obra de una jugada personal de Ibarra. Y el último, de un centro de Marcos rematado por Carral. Miguel tiró, cuando faltaban segundos para terminar un penalty, y el balón fue a las manos de Arteche.

El equipo gimnástico hizo un partido que no agrado a sus seguidores. Sáiz apena actuó. En la defensa fue mejor Rafael. La línea de medios, muy discreta, excesivamente discreta. De los delanteros, los mejores el ala izquierda, Marcos y Carral. Ibarra puso entusiasmo pero adoleció de colocación. Se obstinó en rematar balones que correspondían al delantero centro, y así, pues, ni uno ni otro.

Un partido en conjunto, que no merece, más espacio.

Muy arbitraje de Manolo Real.

¡Ah! y Biurrum, un excelente extremo izquierda. En cuanto logre en los saques de esquina enviar el balón hasta el centro....

Las alineaciones:

Gimnástica: Sainz; Rafael, Perujo; Robledo, Prieto, Heras; Marcos Ibarra, Carral, Telete y Miguel.

Unión Club: Arteche; Llama, Elizalde; Biurrun (L), Vega, Herbosa; Biurrun (M), Furty, Iraegui, Dosal y Benavente.

Destacaron, Heras, Ibarra y Rafael, por unos, y Arteche, Elizalde y Furty por los otros.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada