miércoles, 5 de junio de 2013

IGNACIO PALACIOS, S.A. Transporte





 
 
 
 
 
 
 
 

 
(1) Julian
(2) Eugenio del Restaurante Genio - barrio Subiejas
(3) Alfredo Fernández
(4) Pablo Verrire
(5) Rodrigo Vega
(6) Saturnino
(7) Juan Cortina
(8) Vicente Uslé
(9) Quintín Bolado
(10) Emilio Gorostiza
(11) Carmelo Saiz
(12) Florencio
(13) Jefe de Taller en Ignacio Palacios
(14) Dionisio Soto (padre)
(15) Inspector en Campsa
(16) José Manuel Fernández
(17) Dionisio Soto
(18) José Tagle
(19) Felix Salgado
(20) Martin Martínez
(21) Pascual Lanza
(22) Cholo
(23) Soler
(24) Montes
(25) Juan Prieto
 
 
 
 


(1) Alfredo Fernández
(2) Vicente Uslé
(3) Carmelo Saiz
(4) Felix Salgado
(5) Juan Prieto
(6) Francisco Montejo
/7) Emilio Gorostiza
(8) Don Higinio Palacios
(9) Rodrigo Vega
(10) Pascual Lanza
(11) Quintin Bolado
(12) José Manuel Fernández
(13) hermano de José Manuel
(14) Saturnino Cotero
(15) Florencio
(16) Pablo Verrire
(17) Dionisio Soto
(18) José Tagle
(19) Soler
(20) Dionisio Soto (padre)
(21) Julian
(22) Martin Martínez
(23) Juan Cortina
(24) Chuchi
(25) Ramón Fernández
 
 
 
 
La empresa IGNACIO PALACIOS, S.A., empezó su negocio en Santander en el año 1942 y al frente se encontraba uno de los hermanos Palacios, Don Higinio.
 
Este señor, perteneciente a una gran familia de Burgos, se instaló en Santander, para extender sus actividades comerciales, como fueron la  de importación de tractores, maquinaria agrícola, posteriormente se extendieron a otros ramos, como el gas, neumáticos, efectos navales, maquinaria industrial y de automoción.
 
Al mismo tiempo de ocupar la gerencia de Ignacio Palacios, S.A., era el Director del Banco España en su oficina de Santander.
 
En este campo, fueron concesionarios oficiales de Firestone, Ford, Ebro,  Morris, luego de Citroën y posteriormente de Opel. Se extendieron con otras firmas  como Alfa Romeo, Nissan y Volvo. También tuvieron la representación de Uralita.
 
Sus oficinas y locales de ventas, lo tenían situado en la calle Castilla, 5.
 
Uno de sus principales negocio, fue crear la empresa Transporte Ignacio Palacios, como distribuidor para CAMPSA, tras funcionarse con la anterior empresa Cántabra Montañesa el 2 de junio de 1944. De esta empresa algunos trabajadores se incorporaron a Ignacio Palacios, como Rodrigo Vega, Quintín Bolado, Dionisio Soto (padre), Martin Martinez, Ramón Lanza, Carmelo Saiz, Alfredo Fernández..........
 
Se instaló en el pueblo de Astillero, para estar cerca a la factoría de CAMPSA, concretamente enfrente mismo de la entrada principal a la factoría. Aquí montó sus garajes para ubicar toda la flota de camiones que tenia.
 
La oficina se encontraba en el mismo edificio junto a los garajes y estaba abonado al teléfono nº 38.
 
Al ser los "distribuidores" de CAMPSA, tenían la obligación de mantener en buen estado los vehículos, principalmente en  pintura y con el logotipo de CAMPSA. Con los colores rojo y amarillo.
 
Todos los vehículos se encontraban pintados iguales, con el mismo estilo de letras, los mismos colores y siempre revisables.. Para ello, se contrataba a Vicente Uslé,  un maestro, que por entonces se empleaba la pistola de oxigeno.
 
También la parte mecánica, se encargaba el taller de Ramón Cifrián.
 
El trabajo del transporte que desarrollaba, consistía en distribuir a los surtidores el combustible que necesitarían. Era un servicio permanente de 24 horas e incluso los domingos. Posteriormente en los años 60 ya se empezaron a instalarse las estaciones de Servicios. La primera fue la ubicada en Peñacastillo.
 
En los años 60 y 70, en Astillero, existía un surtidor propiedad de Campsa al inicio de la calle Industria, que lo regentaba "Pacon" desde su tienda.
 
También se encargaban de la distribución de otros combustibles, como eran la parafina, el fuel, petróleo, etc..., productos que eran transportados en bidones, encargándose de ello los peones que tenia la Empresa.
 
Estos camiones eran muy conocidos, pues en todos los puntos donde existían los surtidores o estaciones de servicios, allí tenían que llegar. Se desplazaban por toda la región.
 
Sus cisternas tenían una capacidad de unos 5.000 litros los pequeños (Ebro) y después se incorporaron nuevos como el Pegaso, Leyland, Magirus, de unos 10.000 litros.
 
Los camiones en su mayoría tenían matriculas de Burgos y las cuales eran: BU-3740, S-8668, BU-3002, S-8648 (Pegaso), S-8008 (Leyland), BU-3541, S-8009 (Leyland), BU-4340, BU-4332 (Ford), BU-3810, BU-2977, BU-4141, S11488 (Magirus)............
 
El combustible se descargaban  a los camiones en la propia factoría de CAMPSA, a la cisterna y se media su capacidad mediante una regla, de forma manual. Así también se llenaba el tanque del surtidor, volviendo a medir con la regla los litros que transportaban.
 
Durante muchos años de actividad en el transporte por carretera, no se le ha conocido ningún accidente excepto lo ocurrido cerca de Avilés, en el año 70, cuyo conductor, Francisco Montejo, perdió la vida.
 
Ha habido otro accidente leve, pero sin importancia. Ocurrió otro en los año 80, donde el camión del conductor José Manuel Fernández, cayó al rio Deva, cerca de Potes.
 
Otro accidente fue el del camión matricula S-49043 conducido por Saturnino, quien volcó enfrente mismo del taller de Ramón Cifrián, a la finca de los Agueros. Transportaba 20.000 litros de nafta.
 
En los años 60  se comercializaba por entonces  la gasolina 62, para vehículos y camiones. Hoy ya tenemos la gasolina octano 95.
 
Fue una empresa que tuvo mucho que ver en Astillero, formaban una plantilla de conductores  y peones, que procedían de distintas localidades, de Astillero, San Salvador, Maliaño, Guarnizo........Además muchos vecinos trabajaban eventualmente horas extras cuando se les requerían.
 
Como responsable se encontraba Rodrigo Vega y posteriormente ocupo su puesto  Dionisio Soto, ya en la factoría de Santander.
 
Los conductores celebraban su fiesta de San Cristóbal, a lo grande, desfilaban todos los camiones (bien lavados e incluso con flores), por las calles de Astillero, bendecidos  en la Iglesia por Don Francisco. Después terminaban en una comida de hermandad en el bar de Genio en Subiejas (Guarnizo).
 
Sus empleados, conductores y peones, eran considerados y queridos. Recordamos sus nombres,  Martín Martínez Serrano, Manuel García, Juan Cortina Boada, Francisco Fernández, Emilio Gorostiza Pérez, Pascual Lanza, Pablo Verrire Aja, Carmelo Saiz Mujica, Alfredo Fernández, Quintín Bolado Gomez, Francisco Montejo Pérez, Félix Salgado Quintana, José Tagle Rueda, Saturnino Rodríguez, Avelino Navarro, José Manuel Fernández González, Julián, Soler, Montes, Florencio, Eulalio Casar, Ramón Laza,  Arenal, Juan Prieto Martínez, Julián Jiménez Castanedo, Saturnino Cotero Saiz, Leoncio Camino Revilla, Francisco Montejo Pérez, Jesús Montes......
 
                                                                    (si alguien pudiera ampliarme más nombre se lo agradecería)
 
En el año 1961,  tuvieron que trasladarse a Santander, por motivos del cierre de la factoría de CAMPSA en Astillero.
 
En el año 1971, la denominación de Ignacio Palacios, S.A., y su actividad, se traspaso a Transportes Ignacio Palacios, S.A..
 
Puede que no tenga información completa de la historia en datos de Transporte Ignacio Palacios, pero si puedo recordar y llegar a la memoria, de lo que fue y como se desarrollaba  el trabajo de la empresa, pues he vivido junto a ellos desde pequeño y son muchos los recuerdos
 
 
 
 
 
 
 

Tengo que hacer mención especial a un personaje que convivió con los camiones y con la "grasa" , llamada "Gasolina·, la perra que todos la queríamos.

 

 
 

 

 

 

 

 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada