viernes, 22 de julio de 2016

SANTOÑA F.C.. campeón de Aficionados 24 abril 1960






Tinin, Zamoruca, Perez, Benavente, Mantilla, Revilla, xx

Pereira, Amadeo, Zalo, Fredo, Mine, Pio




El 13 de marzo de 1960, se enfrentaron el Unión Club y el Santoña, para disputarse la semifinal del Campeonato Regional de Aficionados, en los campos del Astillero.

El anterior partido de esta semifinal en Santoña, ganaron los santoñeses por tres a dos.

El domingo 13, volvieron a ganar los de Santoña, por dos a cero, demostrando una superioridad técnica y ser un equipo con más experiencia.

El primer tiempo finalizó con empate a cero, pese el dominio del Unión Club.

En la segunda parte, se continuó con el mismo juego, pero una arrancada de Zalo, en jugada personal, marcaba el primer gol para el Santoña.

Después el juego se alterno, con brío y entusiasmo de los astillerense y con un mejor fútbol del conjunto de Santoña, consiguiendo Marquitos el segundo tanto y definitivo.

Destacaron por los astillerenses, Valverde, Fernández y Guillermo; por el Santoña, Revilla, Zalo y Alfredo.

A las órdenes del señor Báez, los equipos formaron:

Unión Club: Bárcena; Vallina, Bedia, Valverde; Santamaria, Fernández; Poli, Velarde, Porro, Guillermo e Izigar.

Santoña: Amadeo; Miné, Revilla, Mantilla; Zalo, Benavente; Pio, Pérez, Julio, Fredo y Marquitos.

El Unión Club, quedó eliminado, aunque este año había sido proclamado Campeón Regional, de la temporada 1959-1960




El 24 de abril de 1960, el Santoña se proclamó campeón regional de Aficionados, al derrotar al Naval por 4-2, en los campos del Sardinero.

Empatados los equipos a dos goles, tuvieron que jugarse la prórroga reglamentaria de treinta minutos.

Fue un clásico encuentro copero, ya que ninguno de los dos equipos realizaron buen fútbol, dedicándose ambos a una lucha dura, correosa y valiente, aunque carente de mucha técnica, fue por el contrario, emocionante y bonita, manteniendo el interés del espectador en todo momento de la misma.

A los ocho minutos, conseguía marcar el Naval, por mediación de Basilio, al rematar, éste de forma imparable un pase atrás de Azcuende.

Hubo una jugada clave del encuentro, que pudo dar el triunfo definitivo al Naval, pero éstos la desaprovecharon y con ella,  perdieron el partido y, por tanto consiguiente, el título.

A los veintiséis minutos de la primera parte, Mario en posición a rematar una jugada en buena disposición para marcar, fue agarrado por un defensor contrario. El árbitro no dudo en aplicar el reglamento y decreto penalty. Lanzado por Félix, fuerte  y mal colocado, lo desvía el guardameta Amadeo.

A partir de la jugada, el Santoña, juega con más orden y a los treinta y dos minutos un tiro de Pereira sobre la meta de Villa y ser desviado por Sines descoloca al meta Villa, logrando el empate a uno.

Se Lesiona Robles en el Naval y la delantera va perdiendo efectividad, mientras que el Santoña se va creciendo por momentos. En uno de los ataques sobre la puerta del Naval, se produce un pase de Pereira que Fredo deja pasar, descolocando a los defensores contrarios y Zalo empalma un gran disparo que se convierte en el segundo gol santoñes.

Como consecuencia del juego duro y brioso de los dos equipos hay que atender continuamente a varios jugadores, Amadeo, Pereira, Robles y Félix, pero todos se reintegran al juego, aunque mermados de sus facultades y de esta forma finaliza el primer tiempo.

En la segunda parte, a  los catorce minutos un balón alto sobre el área santoñesa, que Revilla acosado por Mario, no acierta a despejar siendo el ariete, el que consigue internarse para batir por segunda vez a Amadeo, pese la salida de éste.

En la jugada resulta lesionado el centro delantero reinosano de tirón muscular, quedando inutilizado y dejando al Naval sin su mejor jugador.

Terminado el tiempo reglamentario con empate a dos, se jugó a la prórroga reglamentaria, en cuyas dos partes se aprecia claramente que el Santoña se ve ganador del encuentro.

A los once minutos se produjo un golpe franco sobre la puerta del Naval que lanzado por Fredo, da lugar a que Finin remata el tercer tanto santoñés.

El cuarto y último tanto del encuentro es conseguido en la segunda parte de la prórroga, también Finin, al rematar de cabeza en plancha un magnífico pase de Pio.

Lo más destacado del encuentro, fue, sin duda, Fredo,  seguido en méritos por Zalo y Pérez. Por el Naval, Paco, Mario y Basilio.

El arbitraje corrió a cargo del señor Nieto (P), bien su misión, si bien le perjudicó la actuación de los jueces de línea, que particularmente en los fueras de juego, se equivocaron varias veces.

Los equipos se alinearon así:

Santoña: Amadeo; Miné, Revilla, Mantilla; Pérez, Zalo; Pereira, Fredo, Benavente, Finin y Pio.

Naval: Villa; Félix, Castanedo, Sines; Paco, Julio; Azcuende, Tomás, Mario, Basilio y Robles.

Al final del encuentro se hizo entrega al capital del Santoña, Zalo, la copa de campeón, por el presidente del Comité de Competición de Fútbol Aficionado, señor Acinas, que fue recibida con muestras de gran alborozo por sus compañeros y seguidores.



Para mí, este triunfo del Santoña, es meritorio, pero más aún con jugadores de Astillero, Amadeo, Pio y Benavente; de Guarnizo, Pereira.

Otra curiosidad, en la foto del Santoña, observamos que el masajista o delegado, lleva el botiquín que por entonces se utilizaba. Cuantos ahora nos preguntaríamos que llevaría estos maletines dentro.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada