sábado, 17 de octubre de 2015

COLEGIO SAN JOSE - Bodas de Oro (1906-1956)









El 23 de septiembre de 1956, se cumplió los cincuenta años de la inauguración del Colegio San José de Astillero-Guarnizo.

Cincuenta años de una institución religiosa regida por las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul,  quienes han sabido ganarse a través de los años el respecto y el afecto de todos.

Muchas fueron las personas que durante esos cincuenta años han pasado por sus aulas y bastantes los que se han formado en la educación que ellas han impartido.

Por eso se esperaba la presencia de todos aquellos que deseaban acudir tan entrañable acto de homenaje y agradecimiento a estas religiosas.

Los que acudieron al Convento el domingo 23 de septiembre de 1956, se encontraron con una pancarta de recibimiento que decía: "Bien venidos, ex alumnos de nuestro Colegio".

Este día, a las once y media se celebró en el amplio patio del Colegio, una Solemne Misa diaconada  por Don Cándido Fernández, párroco de Guarnizo. Todos los Ministros del Altar eran ex alumnos del Colegio. Oficiada por tres sacerdotes antiguos alumnos y las ex superioras del Colegio al frente de esta comunidad.

Se cantó la misa de Angelus y predicó Don Santiago Diez Llama, ex alumno. Con conmovedora palabra, agradeció a las Hermanas de la Caridad, todos los bienes espirituales que nuestra generación ha recibido a manos llenas por medio de las homenajeadas y evocó con añoranza aquel  beso que nuestra madre buena nos daba cada mañana en la frente al ponernos el uniforme limpio y el maletín en la mano.

Explicó el sentido cristiano de un cincuentenario y exhortó a todos a seguir en la vida el sendero de nuestra niñez.

A continuación de la Misa, se cantó un "Te Deum", y el ex alumno Don Manuel Calvo, dedicó unas emocionadas frases de agradecimiento a las Hermanas de la Caridad.

Se descubrió luego una lápida conmemorativa de la efemérides, en la que se leía: "Los antiguos alumnos en las bodas de Oro de este Colegio, Septiembre, 1956".

La placa con la cortina  hasta aquel momento,  había sido cubierta por los alumnos fundadores, doña Amalia Trueba de Sancha y Francisco Vela.

Después fue el presbítero Don Santiago Diez, quien pronuncio un discurso muy interesante y emotivo.

Todos los demás actos, ya de tipo profano, se celebraron en el jardín, cambiando así de escenario. A la una del mediodía, el coro polifónico de Talleres del Astillero, S.A., bajo la batuta de su director, Don Francisco Sáez de Adana, interpretó algunas obras de su repertorio.

Por la tarde se celebró un festival artístico, que resultó brillantísimo. Actuaron la Rondalla de la Escuela de Aprendices de Guarnizo, Coro y Danzas de la Juventud de Acción Católica y de la Sección Femenina de Falange y la pareja de aficionados Fetina González y Andrés Navedo, que cantaron el dúo cómico de "La Dolorosa".

Todos los ex alumnos  obsequiaron a las hermanas con un hermoso álbum de firmas, que fue entregado por Maria Leguina a la Madre Superiora, Sor Carmen.

Gran jornada para el Colegio, en la que no podía faltar la ex superiora, Sor Maria y una digna representación de la casa de Anaz.

Sor Carmen, la Superiora, fue la protagonista de la jornada, tuvo que multiplicarse para atender a tantas demandas de salutación por ex alumnos, que desplazándose, en muchos casos de localidades bien distantes, que quisieron hacer acto de presencia en tan memorable día.

Destacada fue la labor desarrollada por la Comisión Organizadora, en todos los actos programados.

Recuerdo algo de este homenaje, ya que en  esas fechas, yo era alumno del Colegio con tan solo 8 años.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada