viernes, 2 de octubre de 2015





El 18 de septiembre de 1956, a las doce y en los locales de la Jefatura provincial del Movimiento, le fueron adjudicadas la construcción de las 44 viviendas de la Habanera al conocido contratista don Faustino López.

Pertenece este grupo a la Obra Social de la Falange y el proyecto a don Javier Riancho.

Fue cogido con gran alegría esta noticia, entre las gentes necesitadas de vivienda que están deseando obtener un hogar digno y que solucionaría el problema a gran parte de la clase trabajadora.

El domingo 7 de septiembre de 1958, se inauguró el grupo de viviendas construídas  en el denominado barrio de La Habanera, por la Obra Social de la Falange.

Edificación de tres bloques de viviendas   protegidas para ser habitadas por cuarenta y cuatro familias de productores o de familias de clase humilde.

Fueron  elegidos con todo cuidado entre los peticionarios con arreglo a sus verdaderas necesidades, por medio de dos Comisiones, una municipal y otra de productores, que han estudiado todos los casos con verdadera minuciosidad, llegando hasta visitar los domicilios de los solicitantes para comprobar toda clase de detalles.

Al acto de entrega de estas viviendas,  celebrado el domingo a las doce de la mañana, asistieron el Gobernador Civil,  Jefe Provincial, don Jacobo Roldán Losada; el subjefe provincial del Movimiento, don Juan Bautista Buelga; secretario de la Obra, don Jaime Diaz Espina y de su secretario particular, señor Aspiazu; el alcalde de la localidad, con Alberto Manchado; el párroco, don Francisco Martinez; el Consejo local del Movimiento; don Antonio de Escalante, en representación de Talleres de Astillero, los beneficiados con las viviendas y numerosísimo público.

El párroco procedió a la bendición de los edificios y acto seguido, desde una tribuna colocada enfrente de las magnificas construcciones, el alcalde señor Manchado, se manifestó que sentía un gran placer siendo alcalde ese momento y agradeciendo a las todas las Autoridades el haber hecho realidad el esfuerzo realizado para conseguir llegar a todos los agraciados un hogar propio.

Seguidamente hizo uso de la palabra, el Gobernador Civil, quien en un breve y elocuente discurso puso de relieve la enorme labor social que se había realizado favoreciendo unas confortables viviendas para aquellos que han sido beneficiados.

Acto seguido se fueron entregando las llaves a los productores beneficiados en medio de la mayor satisfacción del público que presenció este simpático acto.

Las viviendas entregadas constan de dos, tres y cuatro habitaciones con cocina, comedor y cuarto de aseo y han sido levantadas para los productores de Astillero y otros residentes en la localidad.

Los edificios constan de cuatro plantas y el proyecto ha sido realizado por el arquitecto don Javier Riancho, habiendo durado su construcción poco más de un año.

Ha cooperado la empresa Talleres de Astillero directamente en la construcción de estas viviendas y gracias a sus aportaciones este proyecto se hizo realidad tan rápidamente.

Tras la entrega de las llaves, las cuatro y cuatro familias que han tenido la suerte de recibir estas viviendas, han empezado a ocuparlas.

Los nombres de los agraciados son los siguientes:

Angel Cimiano Ahau; José Marín Fresnedo González; Eusebio Cortezón Mier; Joaquín Robledo Rocandio: Jesús Alvarez Saiz; Florentino Martín Llorente; Juan Prado González; José Martínez Díaz; Crisanto Gutiérrez Martín; Francisco Gutiérrez Blanco; Benito Díaz Valdivielso; José Estébanez Iturzaeta; Martin Ruiz Miguel; José Benítez García; Antonio Agudo Díaz; Agustin Lorenzo del Rio; Julián González Gonzalo; Javier Elicegui Antuñano; Eduardo Torre Quijano; Celestino Maestro Díaz; José Luis del Castillo Collantes; Eusebio Cruzado Esgueva; Fidel Garcia Doyle; José Pascual Aja; José A. Marcos San Emeterio; Eduardo Cifrián Gómez; Agustin Molino Muñoz; Teodoro Estébanez Iturzaeta; Valentín Puente Liaño; Víctor Campuzano Alcoceba; Francisco Moya Fernández; Santiago Pérez Ferrero; Ramón Haya Méndez; José L. Martin de Gorge Castro; Guillermo Ibáñez Allende; José Garcia Villegas; Prudencio Pino Perojo; Francisco González Herrero; Carlos Díez Poza; Nicolás Ortiz Llaguno; Manuel de la Hoz Expósito; Francisco Gerru Castanedo; José Vega San Emeterio y Joaquín Sáenz Sáenz.

Este antiguo barrio ha tenido mucha "solera" y en él han convivido varias generaciones, desde su inauguración hasta al día de hoy.

Hoy es de satisfacción ver esta urbanización, tan bonita y bien conservada, lo que es un orgullo para los actuales propietarios.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada