sábado, 16 de abril de 2016

ORFEON ASTILLERO-GUARNIZO 3 de septiembre de 1933









Después de muchas contrariedades, obstáculos, dificultades y anomalías, se pudo celebrar el deseado Concurso Provincial de Orfeones.

En principio, para ese momento artístico se habían inscrito cinco corales, quedando finalmente cuatro de ellas: Coral de Torrelavega, Coral de Camargo, Coral de Astillero-Guarnizo y Coro de Parayas de Maliaño, por haberse retirado la Coral de Los Corrales de Buelna.

Hubo gran animación para acompañar a estos "amateurs" del canto, los cuales no les guiaba ningún fin especulativo y eran digno de su amor a la cultura y arte del canto.

El domingo 3 de septiembre de 1933, a las tres y media, tuvo lugar en el Teatro de Pereda, el concurso provincial de orfeones, número éste que figuraba en el programa confeccionado por la Comisión de Festejos del Ayuntamiento .

Hubo rumores de que no se llegase a celebrar y por ello, las Corales estaban a la expectativa y preparados para actuar en tal Concurso.

Respondió enormemente el público santanderino llenando totalmente el teatro y se observó bastante presencia de gentes llegadas de la provincia.
El Jurado estuvo compuesto por el notable musicólogo, don Antonio José;  don Ernesto Vilches, don Dionisio Díaz, don Feliciano Celayeta y don José Pérez Imaz.

El acto tuvo una gran brillantez. Todos los orfeones estuvieron a la altura de poder alcanzar el máximo galardón.

En el certamen tomaron parte la Coral de Torrelavega, los Coros Parayas de Maliaño, la Coral de Valle de Camargo y el Orfeón Astllero-Guarnizo. Todos ellos fueron justamente ovacionados, tanto en la obra obligada "La Tarara" del compositor Antonio José, como en las de libre elección, que fueron: "Rondo" de V.Povel y "Aurora" de A. Debussé, por la Coral de Torrelavega; "La Aurora" de Raventós, por los Coros de Parayas; "El Calandrejo" del Padre Otaño, por la Coral de Camargo  y la partitura sacra "Canantibus illis" de Haller, por el Orfeón de Astillero-Guarnizo.

La precisión con que ejecutaron estas obras y la justeza de las voces que componían las notables masas corrales, hicieron laboriosísima el fallo del Jurado, quien otorgó el primer premio de tres mil pesetas a la Coral de Torrelavega; el segundo, al Orfeón de Astillero-Guarnizo; el tercero, a la Coral Valle de Camargo y el cuarto, a los Coros Parayas.

Al terminar el certamen, los orfeones desfilaron por el templete del Paseo de Pereda.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada